Poniendo música a un video xxx

Desde que comencé en esto de la música y este loco proyecto de hacer una banda, he tenido un loco deseo que no sé si se cumplirá o no, pero que he compartido con mis compañeros y ahora quiero compartir con vosotros. Y es que una de mis mayores ilusiones es poner banda sonora a uno de esos videos de sexo que tanto me gusta ver por internet.

Es curioso porque, cuando se lo conté a los chicos de la banda, a ninguno se le ocurrió decirme que era una locura, que estaba ido, o que era un salido; no, el único comentario que escuché fue: “Pero hombre, eso es muy complicado…”. Así que he asumido que la idea no es tan descabellada, que les ha hecho algo de tilín, y que todos ellos estarían ilusionados con hacerlo si se diera la oportunidad. ¿Qué puede ser difícil? Sin duda, pero oye, de ilusión también se vive, jeje.

Siempre que veo porno online, se me ocurre pensar que la música deja mucho que desear, que ya no se llevan esas melodías ochenteras tan horteras pero que al parecer siguen funcionando perfectamente a la hora de poner caliente al personal; o en ese tema la sociedad sigue siendo tan burda como hace cuarenta años, o no se avanza en ese tema por falta de ideas. Pero precisamente ideas es lo que a mí me sobran, lo otro quizá sea cuestión de suerte o quizá de perseverancia, ¿quién sabe?

Los videos que algunas personas suben a Youtube, haciendo montajes de sus películas o series favoritas, me han dado una idea de cómo me gustaría que fuera uno de estos videos musicales pornográficos, porque no siempre, en todas las escenas de sexo, pega el mismo tipo de música, al menos esa es mi opinión. Claro que ayudaría ponerte un poco en antecedentes, que por poco argumento que tenga una escena porno, digo yo que de algún lado habrá venido, aunque sea de una chica guarra tirándose a su jefe, a un profesor pervertido que se folla a su alumna, o una señora madura que se ha ligado de alguna manera a un jovencito… aunque bueno, tampoco se podría esperar mucho por ese lado, o mucho tendrían qeu cambiar las cosas.

De hecho, yo he empezado a hacer mis pinitos con algunos videos de sexo amateur donde, por supuesto, yo soy el protagonista (he tenido que tirar de material casero, qué le vamos a hacer). Por ahora me da un poco de corte enseñárselo a alguien, pero todo es cuestión de tiempo, porque la idea de hacer la banda sonora de una película porno nadie me la quita de la cabeza.

La música que se lleva de aquí y de allá

Aunque a veces nos parezca que Ceuta y Melilla pertenecen a otro país, casi a otro mundo, y que poco tiene que ver con la península, hay que recordar que los habitantes de estas dos ciudades autónomas son tan españoles como los que más, y que a sus gentes, sean de la edad que sean, seguro que les gusta la música como a cualquier hijo de vecino.

En la ciudad de Ceuta es normal escuchar música por la radia como en cualquier lugar de España; por supuesto, son las emisoras del Sur las que se escuchan, ya que son las más cercanas y tienen mejor señal, aunque gracias a internet y a su radio online, eso ya no es una imposición, y puede escucharse música de cualquiera parte y en cualquier lugar. Pero claro, es mucha la influencia que las melodías escuchadas en las costas de Andalucía han tenido en la zona y en nuestra propia música, qué duda cabe.

Pero lo bueno de estar en Ceuta, en otro continente, es que también de él nos han llegado nuevos ritmos y canciones procedentes de la cultura africana y árabe. Ahora mismo, lo que se lleva aquí es mezclar las diferentes tendencias musicales que hay en la actualidad con las tradicionales de toda la vida, ya sea las venidas por el norte desde la Península, desde el Sur a través del desierto, o del Este desde el continente asiático, que también ha dejado su marca en el norte de África. Es una mezcla interesante, eso me parece, y para mí lo más importante es que sabe unir culturas no sólo de diferentes países, sino también de diferentes edades, fusionando tradición con modernidad, y creando así música actual que puede gustar a todo el mundo.

Este no es un blog de música a la antigua usanza, pues mis conocimientos se deben a una pequeña banda que hemos creado unos colegas y yo. Estamos ilusionados porque hace que pasemos unos ratos increíbles, intentando buscar sonidos nuevos en nuestro pequeño garaje, intentando adivinar qué podríamos hacer para innovar y crear nuestro propio estilo, algo nuevo que ilusione al público pero que sepa mezclar pasado con presente, gracias a todas las tendencias que hemos oído durante muchos años en casa o entre nuestros seres queridos. Y si todo sale bien, podré ir contando los avatares de nuestro día a día, ya que aunque todavía no hemos rozado el éxito, ya tenemos interesantes historias que contar.